El quiropráctico argentino Diego Mellino, director de la Fundación Quiropraxia para Todos y de los centros La Clínica de la Columna (en Buenos Aires), repasa para el medio Asteriscos.tv los cuidados que se deben llevar a cabo al practicar deporte en vacaciones, en esta época de verano en el hemisferio sur.

Para Mellino, antes de lanzarse intensamente a hacer deporte se deben prevenir lesiones realizando “un control previo del estado del cuerpo y un chequeo posterior para alinear perfectamente las vertebras de la columna y garantizar un estado completo de salud”.

Deportes en vacaciones: cuidados y consejos

Leonardo Coscia. Asteriscos.tv 30/01/2015

Atravesando plena estación estival, es muy habitual que, si bien los deportes y el ejercicio físico deberían practicarse en todas las temporadas y épocas del año y todos los días de la vida idealmente (o al menos 3 veces x semana) el buen clima y el tiempo libre hacen que muchas más personas se animen a practicar deportes, hacer travesías o incursionar en diversas actividades físicas.

El doctor en Quiropraxia Diego Mellino, director y fundador de la Fundación Quiropraxia para Todos y de los centros de atención La Clínica de la Columna, explicó que “esto pasa, muchas veces, sin un control previo del estado del cuerpo, lo que es aún más preocupante, sin un chequeo posterior para alinear perfectamente las vertebras de la columna, lo que garantiza un estado completo de salud”.

“Viajes, apuros, ansiedades, expectativas; la época de vacaciones es esperada con ansias y los planes y proyectos para maximizar el tiempo libre abundan y se multiplican. Especialmente, en estos últimos tiempos, se ha vuelto muy popular la práctica de ‘vacaciones deportivas’, en donde se hace especial hincapié en la práctica de deportes en la temporada de verano, especialmente aquellos donde el agua es protagonista o donde la actividad promete alejarse de la rutina y adentrarse en la aventura”, indicó Mellino.

El especialista indicó que si bien cada día se descubren y difunden nuevas actividades de recreación, con diferentes niveles de destreza, riesgo, peligro y grandes dosis de adrenalina, “el mayor porcentaje de la sociedad opta por las actividades habituales en época de descanso como andar en bicicleta, correr y nadar; especialmente por la chance de disfrutar de estas actividades en compañía de familiares o amigos”.

“Así es posible conjugar el deleite de su tiempo libre, con el beneficio extra de ejercitar cuerpo y mente. Aquí es donde puede radicar el riesgo, ya que si estas actividades se realizan sin controles previos que certifiquen la aptitud física para realizarlos, o, lo que es más riesgoso aún, retomar la actividad laboral o académica habitual, sin un chequeo y alineamiento de la columna, para deshacer posibles desalineaciones vertebrales que se hayan producido durante estas experiencias”, añadió.

A continuación, una guía con los 10 deportes de verano más habituales y los consejos quiroprácticos para disfrutarlos al máximo y prevenir las subluxaciones:

1) SURF
Se trata de uno de los deportes de verano por excelencia. Cada año, cientos de miles de personas de todo el planeta viajan a la playa para poder surfear sobre las olas con sus tablas. No se trata de un deporte sencillo, hay que saber cómo hacerlo y suele suceder que muchas personas se lanzan al mar sin las precauciones necesarias. La zona lumbar es FUNDAMENTAL en esta destreza, ya que para erguirse y deslizarse sobre las olas, una columna flexible y oscilante, en armonía de movimientos con músculos y nervios es la clave para mantenerse a flote con seguridad y firmeza.

2) NATACIÓN
Mares, ríos, arroyos, piletas y piscinas, cuántas opciones para disfrutar del agua y refrescarse con un chapuzón. Más allá de los diversos niveles de especialización de este deporte, la natación relaja, favorece el ritmo cardíaco, mejora la postura corporal y otorga flexibilidad. Además, garantiza un descanso nocturno a prueba de insomnio.

Por el esfuerzo que implica, este deporte involucra a todos los músculos, por eso es tan importante para quienes quieran aumentar su resistencia. Para realizarla con eficacia y sin riesgos, una columna correctamente alineada es muy importante, ya que cada músculo, brazos, piernas, pies y todo el organismo en general deben funcionar sin interrupciones y comunicarse perfectamente a través de cada uno de los nervios que recorren el cuerpo.

3) BICICLETA
Ya sea en su versión urbana, de paseo o en su versión más extrema – mountain bike – andar en bicicleta es un verdadero placer y una salida perfecta para cualquier momento del día, ya sea en soledad, con amigos o en familia. También, es importante destacar que es muy posible que haya caídas, principalmente por perdidas de equilibrio, malas maniobras o imperfecciones del camino que puedan hacer tambalearse y caer.

Estas caídas suelen ser inocuas la mayoría de las veces, pero también pueden producir, especialmente al momento del impacto, el efecto “látigo” en cuello y columna. De hecho, las estadísticas indican que desde el nacimiento y hasta los 5 años, el ser humano experimenta 2500 caídas en promedio. Estos golpes pueden generar una o varias subluxaciones vertebrales, mayormente en el Atlas (primera vértebra cervical), el Axis (la segunda vértebra cervical) o ambas, haciendo que queden fuera de lugar y afecten el normal funcionamiento del SNC (Sistema Nervioso Central, que administra y coordina todas las funciones y operaciones del organismo). Los ajustes quiroprácticos rápidamente liberan estas subluxaciones para una columna correctamente alineada.

4) PATINES Y ROLLERS
El clima amigable del verano invita a la gente a salir a la calle a disfrutar. Los patines clásicos o los más modernos rollers siempre son una opción para recorrer parques, peatonales o senderos de playa y sierras. No sólo es una buena manera de hacer ejercicio, sino que es divertido y rápido como forma de traslado. Pero, acá también observamos el riesgo de posibles caídas que provocan el posterior mal funcionamiento del organismo al producirse las subluxaciones vertebrales. Mejor antes y después de patinar, ir a visitar al quiropráctico.

5) BEACH VOLLEY
Sin duda alguna, el vóleibol es uno de los deportes preferidos por quienes gustan de pasar el verano junto al mar y es habitual ver a los equipos espontáneos disfrutarlo en todas las playas. Nuevamente esta es una actividad de gran consumo calórico y que requiere de mucha energía, agilidad y resistencia. Las caídas, la fuerza de brazos, la resistencia de las piernas y la rapidez de movimientos son necesarios, así como también la elongación posterior y el ajuste quiropráctico que volverá a su lugar las vertebras fuera de lugar y que pueden generar diversas afecciones, dolores y molestias.

6) FÚTBOL – EN CÉSPED Y EN LA PLAYA
Pasión de multitudes y especialmente de los hombres, el fútbol es, en cualquier cancha, siempre una cita impostergable. El gran requerimiento físico de este deporte, así como sus lesiones, golpes y problemas musculares y traumatológicos son de común conocimiento. Un chequeo y ajuste quiropráctico previo y posterior de la columna es fundamental, tal como se realiza en los grandes equipos de las ligas europeas, así debería ser en todas partes del mundo.

7) CAMINATAS
A primera hora de la mañana cuando asoman los primeros rayos de luz o al caer la tarde, cuando el calor afloja y la brisa acaricia suave suelen ser los dos momentos del día elegidos para las caminatas. Quizás, especialmente entre las personas mayores, esta sea la actividad física preferida, la cual también debe realizarse a conciencia, sabiendo que, quizás, un mal paso puede generar una caída y posterior desajuste vertebral. Por ello, está indicado realizarse ajustes quiroprácticos en forma permanente y constante, incluso desde el nacimiento, para tener una vida plena.

8) KITESURF
Muy de moda últimamente, el kitesurf permite surfear sobre la superficie del mar impulsado por una cometa que arrastra el viento. El contacto con el mar y los grandes saltos que se pueden dar sin duda hacen de este deporte una actividad perfecta, así como altamente riesgosa, para practicar en verano. Nuevamente vemos que si no se tienen los conocimientos previos necesarios para encarar una actividad física, los riesgos de lesiones posteriores suelen ser previsibles. La consulta con el quiropráctico para un chequeo de columna siempre está indicada.

9) PING PONG
Aunque no se trate de una actividad que se practique exclusivamente al aire libre, el ping pong es un deporte perfecto para el verano. Supone la excusa ideal para reunir a tu grupo de amigos y pasar un rato agradable en sana competencia. Sin embargo, es grande la demanda física de este deporte. Brazos, piernas y tronco funcionando en completa armonía y sincronización para atajar la pelota. Excesos de fuerza mal enfocada, lesiones musculares y dolores lumbares pueden ser consecuencias inmediatas. El quiropráctico sabrá identificar con sus manos la ubicación exacta de la vertebra subluxada y devolverla a su postura original. La sensación de alivio es inmediata.

10) GOLF
Millones de adeptos gana en el mundo este deporte que permite pasar largos ratos al aire libre en compañía de los amigos o en serena soledad. El verano es perfecto para practicar el golf. El buen tiempo, el aire libre y el contacto con la naturaleza hacen que resulte una actividad muy gratificante. Justamente, la estrella mundial del golf Tiger Woods, suele afirmar que el levantamiento de pesas y las visitas a su quiropráctico fueron claves para convertirse en el mejor golfista de todos los tiempos. “Ya no me acuerdo de la primera vez que fui al quiropráctico. Para mí es tan esencial como practicar mi swing”, declaró hace poco.

“Es importante destacar que la frecuencia ideal para realizar actividad física es dos o tres veces por semana y no se recomienda sobreexigirse para recuperar el tiempo perdido. Lo mejor es mantener el nivel de actividad durante todo el año. Todos los entrenamientos se deben complementar con ejercicios de estiramiento antes y después de la práctica. Además de mantener una hidratación apropiada antes, durante y después de realizar cualquier actividad física”, enfatizó Mellino.

El experto en quiropraxia destacó que “llevar una vida saludable, cuidar el cuerpo, está entre las prioridades de todas las personas”.

“Una dieta sana y la realización de ejercicios contribuye a eso, pero muchas veces eso no es suficiente. En los tiempos modernos que corren, el estrés, las presiones, entre otras cosas, provocan contracturas y subluxaciones en la columna. Por ello, realizarse ajustes quiroprácticos es importante si se quiere tener una vida plena. La quiropraxia toma un abordaje integral que busca volver a armonizar el funcionamiento correcto del cuerpo, ya que si funciona al 100% de su potencial, podrá adaptarse al estrés y a los cambios. La propuesta es adoptar, también, buenos hábitos (beber agua, nutrición equilibrada, ejercicio, aire puro, etc.) que sumadas, elevan aun más la capacidad de adaptación, potencian el bienestar general y propician una mejor calidad de vida”, concluyó.
FUENTE: Asteriscos.tv

 

¿Te ha gustado este artículo?
Dale al “Me gusta” o escríbenos tu comentario!